La pintora Sofonisba Anguissola: Mujeres que dejan huella en el arte

Una artista italiana que, enfrentándose a las dificultades de su época, persigue sus sueños y renueva los retratos del Cinquecento.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Sofonisba Anguissola nace en 1532 en Cremona, Italia. Una pintora que, con su capacidad innovadora y su destreza, revoluciona las obras renacentistas y consigue alcanzar el éxito de los artistas más destacados de su época. Talentosa y con grandes habilidades, desde muy joven se siente atraída por el arte y se enfoca en lograr sus objetivos.

Comenzó su formación en el taller del pintor italiano Bernardino Gatti, donde aprendió algunas de las técnicas que posteriormente emplearía en sus obras. Fue admirada por algunos de los artistas más célebres de su época. Así, autores como Miguel Ángel Buonarroti, Tintoretto o Giorgio Vasari no dudaron en aplaudir su magnífico trabajo. En 1559, Sofonisba se instala en España para convertirse en retratista de la corte de Felipe II, creando algunas de sus pinturas más destacadas.

“Una pintora que, con su capacidad innovadora y su destreza, revoluciona las obras renacentistas y consigue alcanzar el éxito de los artistas más destacados de su época”

Obras de la pintora Sofonisba Anguissola:

Partida de ajedrez. Fotografía de archivo: Museo Nacional de Poznań, Polonia

Siguiendo el estilo manierista -que deja atrás los gustos clásicos, para adquirir una preferencia por las formas difíciles- Sofonisba da vida a retratos únicos, dejando a un lado los convencionalismos. Así, sus obras se caracterizan por el juego de luces y por los contrastes entre los colores vivos y los fondos oscuros. Del mismo modo, la pintora expresa una nueva concepción de los retratos, representando a los protagonistas de manera desenvuelta y minuciosa. Para ello, introduce poses y actitudes que rompen con la simetría y el equilibrio característicos hasta el momento.

Aunque la calidad de sus pinturas la posiciona entre los mejores artistas del Renacimiento, el trabajo de Sofonisba quedó oculto tras su muerte. Sofonisba se enfrentó a la dificultad de ser mujer en un mundo de hombres. Sin embargo, su éxito cayó en el olvido y varias de sus obras se le atribuyeron a otros pintores como el Greco o Claudio Coello. Pese a todo, actualmente, esta gran pintora está recuperando el puesto que nunca debió perder.

Así, podemos encontrar algunos óleos de Sofonisba en el Museo del Prado de Madrid, que con anterioridad se le atribuyeron a Juan Pantoja de la Cruz. Destaca el retrato de Felipe II o el cuadro Isabel de Valois sosteniendo un retrato de Felipe II. En ellos, apreciamos el gusto de la pintora por captar cada detalle. Además, podemos observar su capacidad para reflejar la personalidad de los personajes retratados. Del mismo modo, podemos destacar su óleo Partida de ajedrez ubicado en el Museo Nacional de Poznań, Polonia. Además, Sofonisba realizó varios autorretratos a lo largo de su vida, que a día de hoy están distribuidos en distintas colecciones.

«Sofonisba se enfrentó a la dificultad de ser mujer en un mundo de hombres»

Mujeres en la Historia del Arte:

Autorretrato de Sofonisba Anguissola. Fotografía de: Cuaderno de Sofonisba.
http://cuadernodesofonisba.blogspot.com/2014/09/otro-cuadro-de-sofonisba-anguissola-en.html

Excluidas y olvidadas en el mundo del arte. En ocasiones, con un trabajo no reconocido y atribuido a otros. Obras que no han llegado a libros y museos. Grandes talentos que quedaron ocultos. Mujeres que han luchado contra el rol doméstico a lo largo de la historia, haciéndose hueco entre hombres que accedían a la educación artística de manera muy diferente.

Conocer las creaciones de Sofonisba, así como las de muchas otras mujeres, nos devuelve esa dimensión del arte que durante mucho tiempo ha permanecido oculta y que ahora resurge para ocupar el lugar que le pertenece.

Debemos recalcar y dar visibilidad al trabajo de nuestras artistas.

Autor

  • Soy estudiante de periodismo y de historia del arte, además de una gran amante de la escritura y una apasionada de todas esas obras artísticas que nos rodean y que nos sorprenden cada día.