Kendrick Lamar y Florence Welch: la sorprendente unión ante los problemas sociales más actuales.

“Mr Morale and The Big Steppers'' y “Dance Fever” son dos proyectos estrenados el pasado 13 de mayo marcados por mensajes de diversidad social y feminismo que rompen fronteras gracias a unas temáticas de las que te daremos todas las claves en este artículo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cuando escuchas por primera vez la nueva canción de Kendrick Lamar We Cry Together, lo último que esperarías de uno de los mayores referentes de la música urbana es escuchar sampleado el estribillo de June, la balada de pop barroco del grupo Florence + The Machine. Y es que, en dos de los álbumes más personales del momento, la relación temática entre ambos desdibuja las fronteras de los géneros musicales gracias al emotivo y desgarrador testimonio sobre el racismo y el empoderamiento femenino contado a través de vivencias personales relacionadas con la presión de ser una figura pública.

Mr Morale and The Big Steppers – Kendrick Lamar

» Diles la verdad «

Kendrick nos avisa ya desde su primer track United In Grief de que ha pasado por cosas. Así, comienza a contar como lidia con la adicción que le hizo ser infiel a su pareja de toda la vida, Whitney Alford. Un problema con la promiscuidad del que lleva hablando desde el comienzo de su carrera musical pero que no es hasta este último lanzamiento donde habla sin tapujos de cómo enfrenta sus problemas yendo a terapia. Dando voz a quien realmente sufrió las consecuencias de estos actos: su mujer Whitney y sus dos hijos.

«De verdad necesitas terapia […] necesitas hablar con alguien»

Whitney Alford – Father Time
El día que Kendrick eligió » humanidad antes que religión «

El rapero de Compton llega a su canción número 15 Auntie Diaries para narrar como, a pesar de su contexto social, logró aceptar y defender a un familiar que pasaba por su proceso de transición. Una canción personal y reivindicativa que supone un importante paso hacia adelante en la representación del colectivo transexual. Algo especialmente relevante dentro de la escena urbana, donde los comentarios tránsfobos y homófobos eran y siguen siendo recurrentes en las letras de los raperos.


Dance Fever – Florence + The Machine

Ella no es madre, ella no es esposa, ella es Florence Welch y en su último disco habla de la liberación femenina a través de canciones donde revive sus peores demonios para deshacerse de ellos a través de la música.

«A mi también me hablan, la presión y el pánico a los que sometemos nuestros cuerpo»

Florence Welch – Choreomania
«¿Te he decepcionado?»

Esto es lo que pregunta la cantante británica en Dream Girl Evil, su protesta contra la visión de la “mujer de ensueño” que muchos esperan de ella y de tantas otras dentro y fuera de la música. 

En otro himno contra los estereotipos de género,  Florence remite a la mitología griega para contar la maldición Cassandra,la mujer a la que nunca creían. Esto lo relaciona con la crítica a los abusos de poder que se hace obvia en el verso “me dejaron haciendo la colada para pensar en lo que había hecho. Dos afirmaciones que reflejan ese imaginario colectivo tan criticado pero aún presente a día de hoy y que reflejan la preocupación de la cantante por romper estas barreras invisibles. 

La cantante ofrece en la plataforma Apple Music una reflexión al respecto que resume, además, el mensaje de su álbum. En estos comentarios, habla de la admiración que últimamente le procesa a cantantes masculinos por poder dedicarse plenamente a su música mientras que de ella se espera que forme una familia y «dedique su tiempo a una causa mayor» cuando para Florence, no hay mayor causa que su música.