Chanel restaurará la rosaleda del Jardín Botánico

Con motivo del 100 aniversario del emblemático perfume N.5 la firma de lujo se compromete a financiar la restauración de la Rosaleda del Real Jardín Botánico de Madrid con el fin de mejorar el estado de dichas plantas y enriquecer aquella parte del jardín.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

En conmemoración del 100 aniversario del emblemático perfume N·5, la marca de alta costura Chanel se compromete a financiar la restauración de la Rosaleda del Real Jardín Botánico de Madrid.

La Rosaleda es un espacio de 2.800 m2 que cuenta con más de 140 rosales de diferentes especies que datan desde los siglos XVIII y XIX. Se encuentra situada en los cuatro cuadros centrales de la terraza inferior del jardín, siendo la más próxima al Paseo del Prado. 

Con esta iniciativa, Chanel y el jardín artístico más importante de España, pretenden seguir ofreciendo a los visitantes un lugar idílico para disfrutar de sus maravillosas flores y jardines. La naturaleza siempre ha sido la base de inspiración para la firma y por ello, ha querido mostrar su compromiso con el medio ambiente.

La casa de moda francesa nunca ha dejado de velar por la calidad de los componentes que utiliza en sus fragancias. En 1987 firmó un acuerdo de colaboración con el mayor productor de flores de Grasse, localidad del sur de Francia. De esta manera, logra conservar la misma calidad olfativa del perfume original N·5.

Fuente: Vogue España

La fragancia

El perfume N·5 es un icono de la casa Chanel y conocido por todo el mundo. Fue creado para la marca de alta costura en 1921 por Ernest Beaux. El origen del nombre se debe a que Beaux creó 10 muestras y Coco Chanel finalmente se decidió por la número 5, que contenía esencias de naranjo, jazmín, rosa, madera de sándalo, vainilla y vetiver. Es el primer perfume de la marca que permanece desde sus inicios con pocos cambios en cuanto a imagen y olor. Comenzó a comercializarse en la Rue de Cambon y desde entonces ha dado la vuelta al mundo infinidad de veces.

Gabrielle Chanel pretendía crear un perfume fresco y floral que ensalzara la figura de la elegante mujer parisina. Había conseguido crear como decía ella «una fragancia de mujer, con olor a mujer«. En 1924 fue la primera vez que el perfume se anunció en el «New York Times» y en 1937 Gabrielle Chanel posaba por primera vez junto a su fragancia en la revista «Harper’s Bazar».

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Captura-de-pantalla-2021-05-01-a-las-17.54.50-1.png
Coco Chanel/ Fuente: Robb Report

Esta fragancia rompió con la estética convencional de los frascos de los años 20. La mayoría eran de formas barrocas y Chanel N·5 es un recipiente plano de cristal transparente con ángulos recortados y una pequeña etiqueta rectangular, sin adornos, tan solo de color blanca y bordes negros, signo de elegancia. Pues Mademoiselle Chanel decía “Siempre simplificar, nunca añadir”.

Chanel N·5 es un perfume que trata del lujo y la elegancia, rompe con lo tradicional y es considerado un símbolo de seducción conquistadora. Ha logrado conservar su misterio, lo que hace aumentar su valor simbólico de forma que sigue siendo único para la mujer que lo elige.